lunes, 10 de mayo de 2010

se lleva el blanco




Mi abuela nos decía cada verano: este año se lleva mucho el blanco, y el pelo largo y agradecido.
Aún  no entiende cómo a nuestra edad vamos con vaqueros o zapatillas deportivas.  Desde luego le encantaría que lleváramos tacón.

Ha cambiado mucho lo que se entiende por femineidad en los últimos años. Tal vez a base de comodidad vayamos perdiendo la esencia femenina.
En el otro extremo están esas modelos imposibles y glamourosas que nos venden las revistas y el cine.
Es verdad que la esencia de lo femenino no está en el exterior. A la mujer se le ha confiado al hombre de un modo especial. Lo pequeño, lo concreto, el cuidado y el mimo son habilidades femeninas.

Me encanta que hayan vuelto los vestidos. Y aunque no me subiré a unas plataformas, voy a hacerle caso a mi abuela y daré gracias por las ondas de mi pelo. Pondré flores en un jarrón y seguiré buscando unos zapatos rojos que me gusten, aunque sean demasiado bajos o poco femeninos. Nosotras sabemos hacerlos de mujer .



10 comentarios:

tomae dijo...

...lo que yo te decía lolo,

los flecos y la esencia.

A mi me gusta descubrir la feminidad de una mujer independientemente de lo que se ponga... aunque a veces esa feminidad ¡está tan escondida!

Más saludos conjugadora.

Mariapi dijo...

"Lo pequeño, lo concreto, el cuidado y el mimo son habilidades femeninas".
Si, para cuidar-amar al hombre y al mundo encomendado.

Redescubrir lo femenino. No sé si es porque me siento más vieja que nunca...pero tengo ganas de blanco.Y hasta de tacones, aunque luego se queden en el armario.

Oye,¿quien ha dicho que tus bailarinas no son femeninas?
Gracias, Lolo.

lolo dijo...

Tomae, para las mujeres, unos zapatos o un peinado no son flecos. Poner unas flores es esencia porque lo hacemos para que la casa esté más bonita, para que la disfrutemos más.

Y sí, aveces cuesta encontrar la feminidad. Aunque parezca lo contrario lo auténticamente femenino está poco valorado.
Gracias por venir.

lolo dijo...

Eso es, redescubrirlo. Hay mucha basura por medio, demasiada moda, poco tiempo para lo pequeño.

El blanco es una forma que tiene mi abuela de decirnos que nos quiere ver favorecidas, limpias, alegres y cuidadas. Pero sí, el blanco apetece.
Pero ya lo de los tacones, ayyyyy, que mira que me gustan más cada día, pero no puedo, Mariapi, son muchos años de andar plana, en fin.

Puse las bailarinas rojas para contrarrestar el tópico del zapato de tacón rojo y provocativo que tanto me disgusta. Yo soy mujer, sí, pero para cuidar mi mundo prefiero unas bailarinas... je.
Gracias, Mariapi.

ana dijo...

ainsss... que me sale la vena sarracena... Lolo. Después de darme hoy la turra entre la compra, la intendencia, la organización de la semana y un poco de limpieza general... me digo... pero cómo va a estar de moda lo femenino!!!!!!!


jajajaja... lo sé. Mejor, hoy me quede calladita. Por cierto, mi color; el blanco.

Un beso.

Sunsi dijo...

Me arrimo a ti, Lolo.A ver si se me pegan esas ganas de vestido, un poquito de tacón... Soy un desastre... No me apeo del tejano o pantalón con forma de tejano. Ahora camisetas no porque el tipo no acompaña. Pero se cambia por un blusón y andando. Y la consabida coleta. No puede ser...

Gracias por el post. Me propongo esmerarme... Palabra de hedbana rana.
Besos.

lolo dijo...

Es normal estar cansada si en un día te pegas esa paliza de trabajar.
Hija, eso es muy femenino... pero sobre todo muy humano.
Que te repongas y descanses.

lolo dijo...

Venga Sunsi, date una vuelta por los vestidos. Esos sueltecitos y frescos, los encuentro muy femeninos. Yo vivo a un vaquero pegada, pero... se lleva el blanco.

La coleta es compatible, recuerda que es cosa de guapas. Beso.

Olga B. dijo...

Me ha llamado la atención una cosa: yo siempre busco zapatos rojos...

Yo soy muy feliz en tacones, pero las ocho horas de trabajo no siempre lo permiten, ya no aguanto como antes, chica;-)

lolo dijo...

Olga, lo de los zapatos rojos es una fijación. Y si no me equivoco tiene una explicación... digamos que psicológica. Cuando busco sólo los veo a ellos... o mejor, ellos me miran a mí. Es así.
Desde luego unos tacones son muy femeninos, y favorecen tanto... ay, ay, ay.
Gracias por venir.