lunes, 29 de marzo de 2010

disfrutar el silencio



Quiero escribir una página de silencio. El de fuera, lejos de los ruidos habituales, relaja y ralentiza. Y el de dentro, que nos pone ante el espejo de quien somos y , para los que creemos, ante Dios.
Lo que está tras esas notas es siempre diferente. Cuando se prueba pueden  gustarse todos los matices y tonos. Hasta los que no esperamos. Y es que en un concierto ruidoso y polifónico, se agradece mucho que el silencio sea simple. Y nos llene tanto.

4 comentarios:

ana dijo...

La pausa de todo sonido es nuestra música, esa melodía en la que más certeramente somos.

Te deseo durante estos días ese descanso interior. Yo no sé si lo tendré fácil...

:))

El alegre "opinador" dijo...

Disfruta del silencio estos días de descanso y meditación. Un abrazo.

Sunsi dijo...

Sólo es necesario ausencia de ruido. lolo... A veces algunos nos ponemos intensos con el tema. Ya sé que no da risa. Pero me he reído cuando has hecho la alusión al "silencio simple". Pues claro. En el fondo todo es mucho más simple. Y de este simple silencio creo que necesitamos todos un poco. Y estos días más.

Contemplar la Pasión en silencio, rezar con el corazón en silencio, acompañar a Jesús hasta el Gólgota en silencio.

Sintética hedbana. Aquí... como quien no quiere la cosa... pim-pam... dando en el clavo y dejando pistas.

Bssssssss silenciosos.

Te deseo lo mejor para estos días.

tomae dijo...

lolo,

He intentado leer tu post, desde el principio, y como mínimo me salen 7 tiempos de silencio...¿¡7 días sin publicar¡? si ¿¡!?, pregunto y exclamo. Es lo que tiene el silencio, disfrute para quien lo mantiene e inquietud para quien no sabe soportarlo.

lolo, susnsi, encontré en google eso de "hedbana", fue ilustrativo.