sábado, 13 de marzo de 2010

algunas mentiras enlatadas



Siempre consigo lo que me propongo.
No me arrepiento de nada.
Perdono pero no olvido.
Que sea la última vez.
A ver cuándo quedamos.
Por ti no pasan los años.
La vida son cuatro días.

5 comentarios:

Mariapi dijo...

¡Qué maravilla! Cada lata tiene tanto contenido...de cada una se podría escribir un libro.
Bueno...hay una que no es del todo mentira, como mucho, sucedaneo de verdad: Cuando digo-me dicen "Que sea la última vez", yo me lo creo.

Gracias,

lolo dijo...

Que sea la última vez sabe a tónica. O a gintónica, si quieres...

Mariapi dijo...

¡Claro! Por eso hay que volver a repetir, como en el anuncio...es que la has probado poco...

Sunsi dijo...

"A ver cuándo quedamos"... Esa es una que ya se sabe ... Cuando no tengamos dientes y ya caminemos con un elegante bastón. ¿Sabe a lima?

Besos, hedbana.

Monísima la foto de las latas.

lolo dijo...

Sí, Sunsi. Sabe a lima. Ácida y con un fondo de aluminio. Se toma en vaso cortísimo y sin hielo. Deja un regusto amargo, pero corto también. En general lo de lata dura poco.

Y sí, es chula la foto. Una de las cosas que me divierte es buscar compañía a las ideas.

Gracias por venir.