jueves, 28 de octubre de 2010

pero están en éste



Tras nuestro paso por suecia, hemos entrado en una fase de otros  montajes necesarios. Muchas han sido las visitas a superficies. Grandes. La preferida, al final,  es una que queda cerca. De un mago, creo.

Este mundo del tornillo me es del todo desconocido. Ponte a mirarlos, por curiosidad, sólo por eso. Al principio piensas: estos lo que quieren es llenar metros. Pero no, son todos distintos. Es el mundo del milímetro. Así son las diferencias; un poquito más grande la cabeza, un poco más corto el cuello, que si para un destornillador u otro... ni siquiera conozco el lenguaje, pero seguro que tienen nombre y referencias, muchas referencias. Y cómo se para la gente a observarlos, más que si fueran tomates.

No es el único pasillo, claro. Hay montones y montones. Si buscas un tope para sujetar una barra que lleva en la punta un goma pero que sea cuadrada y apoye a presión en un azulejo, por ejemplo, se lo dices a una chica de verde y te lleva hasta otro. Claro que allí te abandona, igual que el día  del soporte de aluminio de setenta y cinco, a techo. O cuando, en una arrebato de osadía, me  puse a medir por mi cuenta la goma de la mampara de la ducha, a lo ancho. 

Los pasillos del fondo son para principiantes  porque tienen cosas enteras, que se comprende para qué sirven. Mangueras, aspersores, maceteros. Hasta esos rollitos para que suban las enredaderas. Se comprenden.

Lo gracioso es que me estoy aficionando y hasta me paro por gusto en lo de los tornillos. Puede que acabe por entusiasmarme. No quiero pensar si lo entendiera. De momento me parecen preciosos. Hay otros mundos, pero están en éste. Empezaré por lo pequeño, muy pequeño, milimétrico, un tornillo.

PS: Decir a Tomae que no sé si sabe que los ganchitos para colgar tazas los hacen también con adhesivo.

8 comentarios:

tomae dijo...

Lolo me encanta como ves ese mundo tan rocambolesco, gracias por mostranoslo ¿Sabes? cuando viajaba en el autobús en mi época de estudiante, los que iniciaban Ingeniería comentaban que en el primer curso una de las mejores prácticas era la "fabricación" de un tornillo... no dudo que este tema de hoy de para darle alguna que otra vuelta...

...y gracias lolo! gracias por el consejo, mujer sabia y buena...no sabes como recuerdo esa entrada

un abrazo.

Mariapi dijo...

Me gusta como juegas las palabras. Leerte es un placer.
A mi me gustan los tornillos, los de los almacenes del mago, y los de las ferretería del casco antiguo, con miles de cajitas.
Esta temporadita también he descubierto otros mundos, que están cerca y que nunca veo. El de estilistas-floreros-peluqueros-diseñadores.
Al principio me desconcertaban, no entendía sus prioridades ni el lenguaje... Otro mundo. Al final no tan distinto-distante. También a ellos les importan las cosas pequeñas e importantes de verdad: su madre, hermano, marido, hijos...y sus mil cosas pequeñas, como los tornillos, que nos sujetan a la vida.
No sé muy bien porqué, pero leerte me a sugerido esto...

Gracias, un abrazo.

Mariapi dijo...

Lolo, disculpa: me he comido una "H". Se me ha caído un tornillo.

Monty dijo...

En éste mundo, cuando tornillo suelto anda sin hacer ruido, pasa toda una vida desapercibido, y estar está, o ha estado. Estar sin hacerse notar. Discreto.. Fíjate lo que me inspira ese tornillo. Lo explicaste muy bien.

lolo dijo...

Fabricar algo debe ser de lo más bonito que existe, no crees? Y en cuanto a las vueltas, qué quieres, casi todo las admite; si hablamos de tornillos ni te cuento.

Lo de los ganchitos con adhesivo no fue bondad, sino demostración de cuánto he aprendido. Aunque te digo que no me convencieron, me fío más de los tornillos.

Eres generoso, Tomae.

lolo dijo...

Está muy cerca lo del mago, más que la ferretería de la mil cajitas y además puedo aparcar. Pero te haré caso y haré incursiones en lo viejo, aún me gustará más. Y sí, las medidas pequeñas, las diferencias inapreciables de lejos... esos mundos que son, al final, iguales. Contienen lo más importante y lo más pequeño.

Me gusta contestarte, Mariapi. Y me gustar jugar. No sabes cómo agradezco que me comprendas.

Y... hoy es hoy, mañana será el día. Cuento.

lolo dijo...

Por ahí pensaba que saldríais; los míos ruedan por el suelo. Está bien que te comieras la hache, gracias por la compañía.

lolo dijo...

Cuánto tornillo desapercibido y cada uno con una función especial. Basta con mirarlos de cerca y captar ese milímetro.
La sensación que me da este mago es como muy "global".

Monty, no es que yo me explique, es que nos vamos entendiendo.