lunes, 28 de mayo de 2012

junio



No quería. Este año no quería protestar. Porque si uno protesta  lo hace crónico, y ya no hay manera luego de echarse atrás. Pero me puede la evidencia, la inminencia, la consciencia... junio está en la puerta de casa empujando para entrar.

Viene más cargado que nunca, no sé cómo puede pasar pero cuánto más se necesitan vacaciones más pesadito se pone, más difícil de superar. Helo, helo ahí horripilante, mira qué bruto y qué pegajoso, como un exasperante animal. Hay que remontar evaluaciones imposibles, hay que quedarse en casa sin parar, hay que desquiciarse con la pelotita, hay que consolar, reñir, animar, perder los papeles, llorar, contar y recontar los días que quedan, venga, venga, hay que flipar, tanta pena y tanta angustia para luego estar sin hacer ná.

Hay que intentar acortar las meriendas que pretenden durar casi la tarde entera. Pero también hay que salir a comprar, hacer la comida, la cena. Hay que abrir las ventanas y volverlas a cerrar. Hay que pasar este calor que sale de dentro y viene de fuera, por delante, por detrás.

Es un horror, oiga. Cada año pienso que no lo voy a aguantar. Pero éste... ay éste, tengo un plan de fuga y todo. Como se ponga la cosa muy fea me las voy a pirar.

Tranquilas las masas que me leen. Es una forma de hablar. No necesito compasiones ni ánimos, en esto seguimos igual. Es que tenía que decirlo, por lealtad.


Muypostscriptum o ya se diría postdata: escriba cien veces "helo ahí", sin tilde. Así.

14 comentarios:

Dolores Ceballos dijo...

Todas las vísperas de junio me acojonáis. Creo que empezaré a urdir mi plan de fuga...

tomae dijo...

...yo también, no había sentido tanto horror a ese mes hasta que descubrí la isla misteriosa esta de Bouvet ...pero insisto estoy convencido que la isla guarda un tesoro, si no al tiempo...

lolo dijo...

No mujer, que esto es una cosa de sugestión. Fundamentalmente.

Gracias por venir a leer esta entrada, Leles. Ya solo con el título se veía que no iba a ayudar.

lolo dijo...

Me dijeron que esto del blog era una terapia. Y como sigo aquí en el misterio de Bouvet pues me aprovecho, y tal. Nada de tesoros, colega. Que no. Esto es lo que hay.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Pues sí, y el IRPF además, un espanto. Quiero ser perro a veces. Solo un rato. Hagamos un junio virtual donde podamos meternos, y dejemos el real de exámenes y papeles fuera. Solo nosotros y junio tal cual, sin los que le hemos hecho los humanos.

lolo dijo...

Uf, yo perro no, con tanto pelo. Hagamos un junio virtual, a ver si podemos, y dejemos al junio errático y falso atrás... pero YA.

Beso, Aurora.

Mariapi dijo...

Pues yo junio ya lo he pasado en mayo, y ahora en junio será como antes eran los septiembres...pero como más "apretujao"...haciendo ver que en quince días te lo vuelves a estudiar todo y ya está...cosas de Bolonia.
Cada uno tiene sus sistemas. A mi me va bien la evasión de las novelas con asesinatos, y subirme un rato a esas terrazas de la memoria, para ver con perspectiva distinta, y darme cuenta de que no hay para tanto...que no hay mal que cien años dura y todas esas cosas.
Gracias, Lolo, por sacar un ratico y contárnoslo.

lolo dijo...

Sí, Bolonia también intenta cargarse Mayo. Ya ves.

¿Has dicho asesinatos? Asesinatos... eso es.

Beso.

món cosit a mà dijo...

Here you are.
One.
June.
2012.

:=b

lolo dijo...

jeje, oe?

ana dijo...

Ánimo Lolo!!

Yo me acuerdo mucho del "be water, my friend"... a ver si flexibilizando el semblante la cosa va mejor.

:((

lolo dijo...

"Be water my friend" me sale "sé regar, amigo". Bueeeno, también yo sé regar, aunque algunas plantas se me mueren. Creo que es por el calor.

;) Ana, ;).

puñetera hedbanna dijo...

Que no, que no. Ajo y agua. O sea.

Se pasa cuando son independientes. Claro que, a edad alturas, ya te importa in pito. O dos.

lolo dijo...

A ver, hedbannilla, volviendo a tu caída de pelo y para que no se me entienda mal: no me refiero a la alopecia sino a ese golpe, movimiento, impulso, ya tú sabes... fuassshhhh!! Eso no hay quien lo supere, querida. La imaginación es taaan libre, ella...

Lo de junio se les pasará, pero en mí las secuelas... no sé. Ya no es un mes sino un reto, un hito, un espanto, oiga usted. Osheeea se.