jueves, 7 de junio de 2012

sobras, restos y manías



Como en la nevera quedan esos restitos los vamos a aprovechar. Siempre hay alguien que los encuentra deliciosos. Yo no. Primero hay que hacer presión para acabar el día que se estrena. Con el poco o mucho éxito que se obtiene se empiezan a colocar en un plato de entretiempo, para la noche, a ver si cuela. Después llega el taper: éste no, uno más pequeño, o más grande, cada vez calculo mejor. Allí reposan uno o dos días, hasta que de repente alguien no viene a comer, echo mano de ellos y solucionan la comida, otra vez.

Qué distinta la sensación a la del día de la compra. Si queda un taper sospechoso lo tiro con menos miramiento. Casi todo es nuevo, orden y limpieza, en el frigo y la despensa. Dan ganas también de ordenar los cajones del baño, los estantes de libros, sacar los rellenos de los almohadones y volverlos a llenar... es un furor lo que me entra. Parecido al que siento cuando tengo unos zapatos nuevos; imposible estrenarlos sin ordenar y limpiar los demás. Una cosa rarita, la verdad.

A veces, en la despensa, da tiempo de ordenar, separar por caducidades, merchandaising del hogar. Aunque este cliente es difícil de engañar. Si hay algo nuevo y mejor al fondo lo encontrarán. Seguro que lo encontrarán. Qué sé yo: una bolsa de patatas sin pinza ni nada, por estrenar. Los clientes saben que ésa es la mejor para aperitivear. Una caja de cereales nuevecita, con su cajita y tal; los clientes saben que es ésa la que tomaran para desayunar y dejaran la empezada por si alguien que viene detrás prefiere el sabor de lo conocido y no la novedad.

En resumen, aunque ahora no acabo de centrar la teoría - dado el mes que corre se me va a perdonar- la dejo aquí perfilada para que se compruebe si falla algo en el planteamiento o es que los restos, las sobras y las manías son difíciles de gestionar.

15 comentarios:

Mariapi dijo...

Envidio tu suerte, sentir ése impulso natural hacia el orden...ni siquiera con compra nueva lo consigo. A mi me gustan los restos, siempre son un apoyo en momentos de prisas. Cuando era dueña y señora de mi casa, con los chicos pequeños, solía guisar el doble, para tener siempre reservas preparadas. pero ahora "mis clientes" tienden a las emboscadas, embistiendo "tuppers", chocolates o lo que se ponga por delante, para hacer más complicado el equilibrio nutricional y el estiramiento de alimentos hasta la siguiente compra.Y no dejan ni restos ni migajas, sin importar la cantidad que prepare. Eso sí, son "estómagos agradecidos", angelicos...jejeje
Gracias por compartir en estos junillos.

puñetera hedbanna dijo...

Todo un arte, ese de preparar algo nuevo con los restos de lo anterior.

Cierto que por aquí cada vez hay menos restos,con tendencia al cálculo atinado.

Y menos mal, porque el orden no es una corriente natural en esta casa.

Así que vivimos entre el reciclaje, el cálculo y el desorden, o sea, en un oxímoron existencial, contradictorios en nuestros propios términos.

Agotador, oye.

Marta dijo...

los tappers con sobras son mi cruz...si te cuento lo que me ha llegado a salir, uegs, ya no vuelves a entrar ni en mi casa virtual!
Me gustan tus manías, a ver si me contagias!!!
Lolo, ¿ya te sabes todos los exámenes??? yo casi!
Petons!

puñetera heddbanna dijo...

Mmmmmmm

Que apetecible. Que ganas.

La realidad siempre es mejor que la fantasía, ç'est ne pas

lolo dijo...

Queridas comentaristas 1, 2 y 3:

Debemos ponernos de acuerdo primero en la correcta ortografía de "tupper", "taper" (ésta lleva las de perder) y "tapper". Antes de escribir debería haber mirado. Y ahora ya no estaría bien porque los consensos ortográficos no molan nada. Dejemoslo en "recipientes de plático" y ya.

El impulso natural al orden no es tal. Viene motivado, estimulado por un acontecimiento externo, consumista tal vez, síndrome de nido lleno: la compra recién hecha. Lo encuentro muy marujil y en mí misma me asombra y enerva. A la vez.

Las manías no las curan los médicos. Y estos junillos (muy bueno, jijiji) no sé ni cómo me atrevo a publicarlos. Pero qué más da compañeras, qué más da si no me váis a juzgar.

Restos y sobras son lo que me queda a mí a estas alturas del curso: eso es lo que quería decir...

Oxímoron es la vida, sí.

lolo dijo...

Comentarista hedbanna;

Se dice n'est çe pas.
Ninguna realidad superará la caída de tu pelo: fuashhhh!!

puñetera hedbanna dijo...

El francés no es lo mio, hedbanna.

Y lo del pelo, ya veras, ya

tomae dijo...

No creo que la cuestión sea entre ® "tupper" o "taper" aunque “tapper” tampoco puede ser cuestionable. Lo que ocurre, a mi parecer que lo correcto sería (de las tres) escribir ® "tupper" Con la ® de ® "tupper", pues tiene su origen en el registro de la marca comercial del fabricante de esos recipientes de plástico. Aunque no sé exactamente si el propietario es el fabricante o el distribuidor, lo que si os puedo decir es que los auténticos ® "tupper", los de antes, no los encontrabas en ninguna tienda (canal de distribución) sino, que creo que se montaban una especie de reuniones caseras y con marujas –perdón por la expresión- donde se distribuía ese fantástico enser de uso doméstico.

Ahora puedes adquirir recipientes de plástico de esos en cualquier sitio, pero diría que no son los mismos que los de antes … a lo mejor es por esa “ ® “ tan graciosa …

lolo dijo...

Sarracena: juas.

lolo dijo...

No hay marcas en los verbos, si se puede. Y la "r" no la "ponemos" porque no "sabemos", e.e.e.

Nunca asistí a las reuniones pero me contaban que era así, que sabes de todo, Tomae.

Maruja es un termino fantástico y ochentero, denostado sin razón.

Adiós.

® dijo...

jo! ya llevas dos

"Adiós." ...taaaan cortantes.

vale, lo que tu digas, mi comand...

lolo dijo...

No pretendo cortarte, Tomae.
Y si te digo que juego a soldados, nada más?

dolega dijo...

Lo has esolicado perfectamente. Además es que es tal como lo cuentas.
Tienes que hacer verdaderos ejercicios de tunning para que cuele.
Yo por lo menos, porque, ¡joder como gusta lo nuevo!
Saludos

dolega dijo...

Como os veo metidas en temas de gramática es que me he equivocado.
El verbo "esolicar" no existe.
Quería decir explicar:)

lolo dijo...

Lo del tunning es un buen palabro aquí aplicado, dolega.
Lo nuevo es una barbaridad, cuánto gusta.

Gracias por leer y comentar y bienvenida.