lunes, 13 de junio de 2011

intermezzo


Todo fue distinto, desde el principio. Aquellos noviazgos de entonces, aunque largos, no daban para mucho. Nada los hubiera sacado del jardín aquella noche. Por la mañana la piscina y los niños, el coche hacia un avión y una isla.

No hubo lavadora al principio, la colada iba y volvía en autobús. En el baño un solo vaso y dos cepillos, qué raro parecía. Se mezclaban los perfumes de jabón, desde el principio distintos.

Siempre esperando, desde el principio. Las promesas del primer día haciéndose vida cada día. Los viajes; vámonos a ver el mundo, sin maleta, a cualquier hora de cualquier día. Conocerse, en todos los sentidos. Hubo mucho tiempo de intermezzo, mucho.

Un día llegaron ellos, un trío. Hicieron las camas y se quedaron mirándolas como si fueran un nido. Los días se volvieron segundos de colores, diferentes cada día. Y crecer, y crecer y mirarlos con esos ojos tan llenos, tan vacíos.

Siempre esperando, desde el primer día. Desde el principio distinto a como ellos creían.

18 comentarios:

tomae dijo...

...yo los días de "intermezzo" (ella también) los recordamos como una nebulosa, o como una neblina...incluso aveces dudamos de que existieran ¡pero muy bien vividos! Recuerdo que los Domingos daba para 3 periódicos y que casi se juntaban la comida con el desayuno...

Ahora si cae la propina de una escapada, alguien me dice, ¿qué? ¿cómo si fuerais novios?...¡no señor! ¡como marido y mujer!

Mariapi dijo...

No sé el punto en el que sucede ni el porqué, y lo he leído varias veces por si podía explicarlo: tu intermezzo me emociona. Con un guruño que cierra la garganta y pone las lágrimas en un tris de la puerta de salida. Y exactamente no sé porqué.
Lo que tengo claro es que siempre es distinto.
Me ha encantado, gracias.

Leles dijo...

Pienso lo mismo que Mariapi.
Qué bella es la vida y qué bellos intermezzos.
Mis felicitaciones por tener esa especial sensibilidad para saber apreciorlos.
Y muchas gracias por enseñarme las pequeñas delicias de la vida.

sarracena infiel dijo...

Yo recuerdo, sobretodo, las risas y la alegría(muchas) y la adaptación a un entorno diferente al mio, otro lugar, otro idioma, otra vida, muy sola a veces, sin conocer a nadie ...

El intermedio corto, pero sin pesar. Luego,sin anestesia, la realidad: el primero, el segundo, la tercera y 25 años.

Con honestidad, sensación de agobio.

Hoy, 26 años largos, siguen las risas y la alegría (ojo, en mi estilo, no nos confundamos)

Y ellos ... adultos responsables de su vida y de sus cosas, honestos y viviendo su vida con independencia, con risas y con alegría.

El sábado llega uno, de vacaciones hasta el día 30.

El 23 se va otra, seis semanas a trabajar a USA.

En julio, si encuentra billete, el otro, con trabajo recién estrenado.

Lo mejor, se rien de mamá a mandíbla batiente (como debe de ser) lo peor cuando se van a seguir con su vida (me dura poco)

Ese momento que imaginaba cuado cabía los tres en una habitación, de repente, está aquí y sin sentirlo, me han pasado tres vidas.

Pues eso

lolo dijo...

Qué bien me has entendido, Tomae. ¿Te das cuenta como no hace falta el lenguaje de la selva y entiendes juegos que conjugan?

Hale, progresas adecuadamente. Un beso.

lolo dijo...

Siempre distinto, en mi caso como una calcetín al que se la he dado la vuelta. Me alegro de que te emocione, a mí mucho. Y eso que son solo los tarritos de las pequeñas esencias. Porque anda que si me enrollo...
Gracias a ti, Mariapi, eres un lujo de comentarista.

lolo dijo...

Leles, hay que apuntalar las pequeñas delicias porque, ¿sabes? también hay otras pequeñeces que no lo son tanto. Son como... el depósito de ferritina.
Gracias por venir a leer y comentar.

lolo dijo...

Pues me vas por delante pero no mucho. Me gusta tener a gente que me enseñe el camino.
Hoy, Sarracena, hoy hace años de aquellas promesas y oye, en serio que se han ido cumpliendo; falta lo de que la muerte nos separe... hija, que falte mucho todavía.

Eres muy buena y muy lista. De nada.

sarracena infiel dijo...

mppppppfffffffffffffffff


PS: enhorabuena

Driver dijo...

Feliz aniversario Lolo.
...
Me gustaría decir algo bonito, pero ya lo has dicho tú.

Sin que sirva de precedente, hoy me quedo calladito.
Sentado en una silla de cañizo.
Calladiiiiiiiiiiiiito.
Que hoy, así, estoy más guapo.
...
Lo dicho, hermosa, felicidades.

mOnTy dijo...

Feliz aniversariio. Muy bonita esa añoranza. Y lo esperaban distinto.., ¿muy distinto?, -Distinto. Glups, ese trío me ha emocionado.

lolo dijo...

Mira qué onomatopeya: ssssssmmmmmmuuuuuuaaaaacccckkkkksss,Sarracena.

lolo dijo...

Tú siempre estás guapo, Driver. Por dentro. Gracias por venir y por tu valioso silencio.

lolo dijo...

Hola MOnTy, no es tanto añoranza como intermezzo. Siempre y para todos es distinto. Hoy me dispongo a vivir la página siguiente. Ya os cuento.

Blimunda dijo...

Felicidades por ese nido, por los segundos de colores y por el alma de tus palabras.

sunsi dijo...

Lolo, guapa, perdona el retraso. ¡FELIZ ANIVERSARIO!
Buffffffsssssss... Anda que cuando quieres, no puedo ni tragar.

Inevitable la remembranza... cada uno la suya... iluminada por esas palabras cálidas que hoy te leo.

Vamos a sentarnos un rato para ver volver aquello que fue el preludio de todo lo que ahora somos... o co-somos. Había entonces muchas puertas por abrir.Y ahora es un pasillo con muchas puertas abiertas. Te giras, te acuerdas, contemplas y das gracias...incluso por aquellas en las que tuvimos que llamar al cerrajero.

Qué bonito, hednanísma...

Te "pego" algo que he colgado ahí, permanente en el Pensar...
"es justo y necesario saber que todo cuanto ha sido, todo cuanto ha temblado dentro de nosotros está aún como diciéndose de nuevo en nuestra vida y en la vida." (LUIS ROSALES)

Un beso, lolo.

lolo dijo...

Gracias, Blimunda. Es un placer contarlo, con las palabras que puedo; a veces es verdad que son del alma.

lolo dijo...

Sunseta, gracias.
Me ha gustado la imagen del pasillo con las puertas abiertas. Pero aún no todas, yo creo. Me hace ilusión pensar que solo creo que sé lo que esconde cada una cerrada.

Gracias por la cita de L. Rosales, por pegarla y por pensarla.

Gracias siempre por tu visita, cualquier día a cualquier hora...