domingo, 20 de febrero de 2011

hermanas


Verde era antes azul. Siempre juntas, en el cuarto decíamos: todo rojo todo rojo todo rojo, todo azul todo azul todo azul. Verde y yo avanzábamos por el pasillo remando encima de las almohadas, acercándonos al comedor donde cenaban los mayores. Una aventura marítima que dejaba atrás a los demás colores; copionas, más que copionas. Verde y yo teníamos bicis voladoras y robábamos almendras. Formamos un club con sede y carnet. Las pequeñas, con muchos sacrificios, acabaron siendo socias. Verde se cambió de color y nos independizamos. El verde le favorece mucho más. Es la más valiente; la vida le ha dado duro pero sigue remando con fuerza hacia el comedor, aunque se le claven astillas de madera en las rodillas, como antes.

Azul mira y calla. jejeje. Le cortaron el pelo porque lo tenía finito, ni siquiera protestó. Para mirar usa un verdemiel, ayudan mucho unos ojos así.  Es buena, fundamentalmente buena, esencialmente buena. Escribió y escribió a su tenor y el amor acabó triunfando. La distancia es sólo física, qué cerca estás, azul. La vida la pasea ahora en barca de remos, por el pasillo que nos une a todas, jugando. Me escucha, eso es mucho escuchar. Azul vive en lo pequeño, con lo grande que es. Y juega a casitas, con lo mayor que es. Es calma y ternura. Si sigue portándose bien la haremos socia de honor y tendrá barca nueva. Pero tiene que comerse toda la papilla, toda.

Blanco va a su bola. Ni siquiera llegó a la época de remar. Yo la ayudaba a cruzar la calle. No eras tú, era yo. Tiene muchas amigas, las del colegio. Con ellas recorre mundos desconocidos para las del pasillo, claramente otra generación. Se le truncaron algunos proyectos y ése fue el lanzamiento al mundo de las barcas. Ahora llega a todas las playas; tarde, corriendo, pero llega. Ha sido bendecida con el don de la energía vital. Cuando se cansa duerme dieciocho horas seguidas y vuelve a empezar. Es la que más se ríe, la que más llora, vive en una olla a presión. Si se pone nerviosa una ducha fría, ha comprobado que es lo mejor. Sabe muchísimo más que yo. Pero cuando me da la mano su piel suavecita y blanca me recuerda que yo soy mayor. Se ha ganado el carnet a pulso, por su eficacia en el remo y porque es blandita y pequeña y mi ahijada y...


También tengo un hermano, pero necesita un post. Creo que éste de hermanas lo repetiré otro día, con otro verbo, ya veré, a ver si me sale mejor.

14 comentarios:

Blimunda dijo...

No te podrá salir mejor. Te ha salido rojo, rojo, rojo de corazón mi lolo.

mariajesusparadela dijo...

Yo pienso como Blimunda. Podrá salirte diferente, pero mejor, es imposible.

lolo dijo...

Sí que me puede salir mejor, Blimunda. Y sin cambiar de color.

lolo dijo...

Es lo de menos, Mariajesús, pero podría salirme mejor. Es un tema transversal... que da para muchas escrituras. Gracias por venir.

Mariapi dijo...

¿Qué nos hace pintar a cada quien en un color determinado?
Probablemente cuando yo pienso en azul, no es el mismo con el que tu pintas, pero el "verdemiel" que mira, ése, seguro que es el mismo color de la ternura que yo conozco.
Gracias, Lolo.

lolo dijo...

Es un misterio lo de los colores, Mariapi. En esta ocasión he cerrado los ojos por dentro para saber cómo las veía yo.
El azul parece un color frío, incompatible con el verdemiel. Mis hermanas han ido cambiando y no es lo mismo lo que vemos y lo que son.
También Blanco parece negro y Verde parece azul... yo me entiendo. Es el maravilloso mundo de los años, de las hermanas y del amor.

Mª Pilar dijo...

Lolo, eres una gran pintora con palabras. Sí, el azul parece fío, pero es sólo apariencia, cuando hago paleta, me gusta ponerlo junto al rosa y hacer gamas de luz y sombra. Con el verdemiel debe tener una luminosidad especial, seguro.
He olvidado preguntarte,¿los quieres mucho, verdad?

lolo dijo...

Cada vez tengo más claro que repetiré la entrada. Otro día. Porque cómo les quiero es muy difícil de explicar. Gracias, Mariapi.

sunsi dijo...

lolo. Has escrito un cuadro naïf de colores limpios y amor fraterno. A tus hermanas las define un color...¿cuál es el tuyo, el que te ves si cierras los ojos?...

Precioso post. Me he quedado embobada...

lolo dijo...

El arte naïf no me gusta mucho. Pero si me gustaría seguir siendo naïf. Yo me veo rojo, casi siempre, ¿y tú?. Lo más bonito es que juntas somos un círculo cromático... y muchas cosas más.

tomae "coloreao" dijo...

Hola Guapas!

Hoy quería venir a saludar a todas las hermanas tan graciosas que dices lolo y a ti tambiennnn, perdona que llegara tarde, pero es que no me enteraba mucho del asunto este... ¿igualmente se puede pasar a deciros hola? ¿y un besote?

Pues eso, que pasaba por aqui...asín.

lolo dijo...

Caramba Tomasín, sí que te has pintado para saludarnos. Está claro que te gustan todos los colores, me parece muy bien. Les paso el recado a las del pasillo, ya te diré si les sienta bien.

sunsi dijo...

Rojo...Color bravo, lolo. Y rotundo y alegre...
Yo azul. Siempre azul...como el mar, el cielo, los ojos de mucha gente a la que quiero, como el horizonte y como las lágrimas también.

Un beso ... ¿como sería azul sobre rojo? ¿fucsia? ¿lila subidito?

lolo dijo...

Sería magenta, Sunsi. Y como lo acabo de mirar se me ha ocurrido para otro día un post sobre el color... ya verás qué color. Espero que ese día venga Mariapi, que ella domina el tema, y nos ilustre.
Beso magenta, pues. Pero al revés, rojo sobre azul, hedbanna.