jueves, 6 de enero de 2011

correo extraordinario



Esta mañana ha sido una explosión de Magia la que ha llegado a nuestra casa. Ha estallado en forma de sorpresa, de risas, de música y alegría. Las copas estaban vacías y la ventana abierta. Las figuritas del Belén han hecho un corro para dejarles pasar con sus cajas; oro, incienso y mirra. Bueno, el oro aquí es azafrán. Una carta escrita con pluma dorada encima de la mesa. Nos conocen, todos los años saben qué necesitamos que nos digan.

En un huequecito en aquella esquina, cuando ya habíamos abierto nuestros regalos, he visto unas cajas con vuestros nombres a máquina y tinta roja. He decidido abrirlos, ya sabéis cuán anónima soy, no puedo hacerlos llegar de otro modo.

Sunsi, el tuyo era la caja más pequeña. Dentro, una tarjeta de algodón verde y tres palabras: confía y espera. Y otra de algodón blanquísimo, "paz" y aún otra tarjeta," gracias". Sarracena, como tú no tienes cuenta ni nada y vas de outsider, te han dejado una cacho caja llena de gaviotas. Ya me dirás qué quieres que haga con ellas, espero instrucciones. Driver, lo tuyo venía sin caja, sin envolver ni nada. Un cuaderno de tapa azul con cincuenta mil páginas en blanco. Pesa una barbaridad, claro. Mariapi,  tu caja es preciosa, como hecha a mano, y dentro óleos y acuarelas  magenta y verde esmeralda. Blimunda, en una bolsita de terciopelo, un acerico y unas semillas. Al abrirla volaron cien mariposas blancas. Tomae, ya te lo imaginas... la tuya era de mucha publicidad por fuera, pero no veas qué magnífica olla rebosante de ideas y cariño. Monty, tu caja también era muy chula, con unos perros de tela que se movían, pero dentro había unas coderas, no sé, creo que de las que se pegan. A las Anas, y Marta, y las demás amigas de Sunsi, también les han dejado algo; en una caja grandota había montones de telas, hilos y más hilos y botones, y cuentos para niños medianos o diminutos. Para Olga y Jesús, que también han venido a vernos, los Reyes han dejado unas musas pequeñitas, muy monas, supersuper listas y con una cara de buenas... Para ti, mi hermana, que miras y callas... un beso.

Pues nada, ahí os lo dejo. No se amotinen para recojerlo que no hay prisa. Tenemos vacaciones hasta el diez. Por fin, un año con tiempo para jugar con los juguetes.

7 comentarios:

tomae dijo...

...eres una Maestra, lolo, siempre lo he sabido, quizá por ello también deposité esa carta en esta ventana que es como una auténtica estafeta Real, y aunque fuera sin sello, he vuelto a ver como siempre siempre funciona la Magia.

Gracias Melchora más que Melchora!

Blimunda dijo...

Yo creo que diciendo GRACIAS no especifico completamente esta emoción...Así que he plantado las semillas, algunas en el jardín. Las otras me las guardo, tú sabes que crecerán, de otra manera y en otros lugares.
El acerico lo he metido con cuidado en el costurero, me he quedado mirándolo un rato, nunca había tenido uno con forma de corazón.
Pero...las mariposas eran para ti querida lolo.

Mariapi dijo...

¡Qué sabios son esos reyes Magos tuyos! Justo me han dejado los colores que necesitaba. El magenta, que ilumina con una luz imposible de conseguir con los pigmentos básicos, como el amor, que no podemos dar por nosotros mismos. Y el verde esmeralda, que identifica la seguridad y alegría de la espera...también indefinible, inalcanzable...¿Cómo podré darte las gracias...?
Hoy, por estar tan cerca de la Epifanía, permiteme...¡un besico!... de modo virtual, un modo de "manifestar" mi cariño.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gracias, Lolo, por encargarles a los Reyes que a Olga y a mí nos traigan unas musas. Yo las necesito ahora más que nunca, porque ando liado en un libro que se me resiste y que tengo que entregar y no sé cómo salir de ciertos atolladeros, porque el terreno está minado. Así que no te imaginas qué bien me han venido esas musas. Recibe mi beso.

sunsi dijo...

Cómo eres, querida hedbana lolo... Se te ha pegado la sabiduría de SSMM. Ellos... en busca de la Verdad y guiados por la estrella... El mayor ejemplo de esperanza y confianza. Y vas tú y lo pides para mí. Cómo te lo agradezco. Y Paz...para todos. Más lista... lolo...

Las GRACIAS para ti, guapísima. Un beso sonoro, enorme...

Que Dios te bendiga, corazón grande.

Olga Bernad dijo...

Musas pequeñitas a compartir, eso sí que es tecnología y lo demás son modas.
Pues nos las repartiremos como buenos hermanos. Él dice que las necesita pero qué va;-) Serán todas "extras" para él. Yo sí que voy mal de musas, con eso de que no me dejan fumar en los bares... así que mil gracias, guapa, tus Reyes saben pensar en los demás;-)
Besazo.

Monty dijo...

.?¿¡! Un correo extraordinario!¿?¿!!!.. tus Reyes Magos saben latín-griego-arameo, y son muy sabios. Esas coderas especiales amortiguarán lo que les echen. Y los que se mueven, siempre son bienvenidos, ¡me encantan!. BesoSSS, ¿reales? ¡Cuando quieras, anónima Lolo!