miércoles, 28 de abril de 2010

de más cerca


A causa de un contratiempo con la policía y mi coche, llevo varios días andando. No hay otra. Esto tan obvio para muchos es para mí novedad de las grandes.
El caso es que me voy fijando en  lo que pasa a mi lado. Cuando voy en coche, en cambio, tiendo a la introspección y al despiste. Y aquí volveríamos al incidente.

Hoy, por ejemplo, he pasado por las pistas de tenis donde jugaban mis hijos de pequeños. Y en su lugar había otros niños, del mismo tamaño, con las mismas raquetas y las mismas madres detrás de las vallas.
He visto abuelas paseando al sol con sus nietos,  jugando a hacerles cosquillas con la ramita de un árbol.
He visto las ambulancias de cerca, descargando camillas con gente enferma a la que podía ver la cara.
He visto gente mayor apoyándose en un inmigrante, y sonreían.
He olido al pasar por la pescadería y el horno. He  saludado a una amiga y nos hemos parado de espaldas al sol para hablar de los hijos.

En breve resuelvo el problema del coche. Pero creo que voy a autodeclararme persona que anda. Un día a la semana, porque andar no me gusta. Lo que me gusta es esa distancia.


6 comentarios:

Mariapi dijo...

Bienvenida al club.
Caminar.Para mi es el mejor modo de escapada-protesta ante ése materialismo de la operatividad a toda costa, ésa imposición de prisas. Si no tienes que correr, no eres nadie.
Prefiero el paso tranquilo, que me deja tocar, oler, mirar, oír, saborear.
Gracias Lolo,me ha gustado.

lolo dijo...

Hoy he vuelto a andar el mismo camino de ayer y algunas cosas habían cambiado. Ayuda también que hace un tiempo buenísimo, una temperatura que no durará mucho. Voy a intentar aprovecharla.
Y por cierto, me quedé colgada de la presencia "terapéutica y descomplicante" de Jacobo...qué suerte!!

tomae dijo...

lolo,

veo que llevas bien las cuentas, de nuevo gracias, ¡no caía!...con esto del blog practico el "oficio de pensar", y está muy bien.

...Esto de caminar es genial, auque yo hace 3 años que descubrí a mi Moto (a la que le dedicaré un post), aún entiendo lo que dices.

Pronto o tarde descubrirás desconocidos que te serán familiares, te acordarás de ellos, saludarás...y luego por "azares", de la vida, los semáforos, u obras en una acera o la mismísima crisis económica desaparecerán...

lolo dijo...

Hola, Tomae. Sí, me pierdo muchas cosas yendo tanto en coche.
Pero escucha, la moto también es todo un descubrimiento, ¿a que sí? Ya contarás.

Olga B. dijo...

Yo estuve cinco años yendo a la Universidad andando. Eran cuarenta minutos de ida y cuarenta de vuelta. Ni tenía coche ni tenía ganas de coger el autobús. En verano, el cuerpo me pedía mi paseo diario, el contacto con la ciudad.
Ahora, con los horarios, los críos que hay que llevar al colegio, el trabajo... a todas partes voy en coche, siempre en mi burbuja: mi música, mi cigarrillo, mis pensamientos.
Leer tu texto me he recordado todo lo que me pierdo.
Saludos, Lolo, es un texto muy bonito.

lolo dijo...

Y las bolsas de la compra y que cada cosa está en un punta, y los zapatos lo que duelen... pero sí, un día al menos voy a moverme andando, a ver qué pasa.
Gracias por venir, Olga. Y oye, libertad total en las visitas, ya sabes.