martes, 10 de enero de 2012

la magia de la realidad


Hay silencio en casa, me gusta tal como está. Cada uno a lo suyo hasta dentro de un rato; aún hay que adaptar los horarios de sueño, de juego, de dejarse caer en el sofá. Volvemos a nuestras rutinas definidas y claras. Menos mal.

Los colores son más suaves ahora, hay más matiz, menos brillo si quieres pero más tonos dentro del mismo gris. El rojo descansa y se sosiega. La cocina se vuelve domesticable, predecible, y se recoge en un pis pas.

La pantalla se enciende más calmada, todos seguís ahí. Cada uno vive a su manera  y escribe lo que le parece, porque sí. Qué bueno que cada uno tenga su rollo propio, el mío es así. Como decía una amiga que viene a veces: limpita y nada complicada. Qué bueno es empezar lo de siempre. Que sí.


...o ¿qué os creíais?, ¿que la rutina no tiene sus hazañas y sus lances?, ¿eh?...

16 comentarios:

tomae dijo...

A mí me gustaba más cuando hablas en australiano compañera, así como más indirectamente vamos... no sigo, que si no me sueltas eso de "impenitente y monetización" y pierdo el equilibiro...

Todo es acostumbrarse.

Olga Bernad dijo...

La discreta rutina y su delicado orden de cosas. Todo es en el fondo un equilibrio que tiene algo de danza. Cumplir la jornada es un asunto muy digno.
Qué limpia tiene usted la casa, sí.

Blimunda dijo...

Hasta los matices de el gris de lo cotidiano traigo un puñado de amapolas azules, para ti. Tú las sabrás cuidar, estoy segura.
(Cuando te leo se aflojan mis cuerdas)

Leles dijo...

Estás segura de que quieres que volvamos cada loco con nuestro tema??? jajajajajajaja
Con lo fácil que era decir... Feliz NAvidad!!!... después Feliz Año nuevo!!!!!.... depués... Feliz Noche de Reyes!!!!.... y ahora qué??????...... Feliz cumpleaños???!!
jajajajajaja.
Yo también me alegro de volver a la normalidad... y mis piernas, y mi barriga... jajajaja

puñetera hermana AKA sarracena infiel dijo...

Pues si, de nuevo aqui nos tienes, bulliciosos, desordenados, respondones y, como no, pelo predecibles. Cada uno por donde suele.

Claro que en la blogosfera todo es menos (como diria) estridente. A veces no vernos las caras es casi tan bueno como callar lo que se sabe.

Con Dios, hedbannna.

lolo dijo...

¿En australiano? Sí, a ti el rollo cassette no te va, compañero Tomae. Pero qué quieres, a mí sí. Ojo, que las novedades también me molan, y celebrar y la fiesta y el champagne... Pero les encuentro yo al orden y a los grises una magia muy real.

lolo dijo...

Discreto y delicado... justo lo que necesito, Olga. Por eso será.
Gracias por encontrar limpia esta casa, para servirle a usted.

lolo dijo...

Blimunda... poeta.

lolo dijo...

Claro que sí, Leles. Cada loco con su tema y baja las escaleras como puede. O hace equilibrios como Dios le da a entender.

Feliz año, sí señor.

lolo dijo...

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Estoy de acuerdo contigo, Sarracé.

una brasileña amiga ... dijo...

O amor e o desejo são as asas do espírito das grandes façanhas...

sunsi dijo...

Me ha gustado esto de las tonalidades de gris, lolo. Aunque mantengo una planta que he prometido al regalador que la conservaría. ¿La flor de pascua se riega con agua tibia?
Y parece que hayas dicho poca cosa... Discreta que eres. Has pintado la clásica estampa posterior al desbarajuste. Menos mal que la cocina ya se recoge en un pis-pas, las comidas son mucho más "mediterráneas", la gente se levanta de la cama a una hora razonable, puedes sentarte frente al ordeñador sin colas ... Pero ahí le das cuando cuelgas la foto. Lo cotidiano no tiene nada de simple; aparentemente es más llevadero... Aparentemente, hedbanísima. Muy aseada la casa, sí. Pero me da que le has pasado politus al mobiliario. ¿Eh? ¿Me equivoco?...

Un abrazo navegando a tu isla.

Sarri y yo tenemos ya patera...

Mariapi dijo...

Es que los grises tienen fama de monótonos y sosones. Pero son lo más variado y complicado en color. Tengo pruebas fehacientes, para los grises "stricto sensu" y para los grises en sentido figurado.

lolo dijo...

Limpia la casa virtual; como otros años, ya lo sabes, el belén sin desmontar.

Tranquila hedbanna rana; la montaña irá a Mahoma.

lolo dijo...

A mí me gusta el gris, stricto sensu y figurado... pues también.
Casi todos los colores, aunque no se note, me gustan con matiz ;)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Esa sensación que tan bien describes en la entrada la he tenido yo después de vacaciones. Y, en fin, aprovecho para decirte que no sé qué demonios pasa con los comentarios que a veces no se publican en mi blog, por más que toqueteo en blogger. Lo siento.