domingo, 22 de enero de 2012

el río y los huevos fritos (cuentecillo sobre la generosidad)


Aquella mañana salimos tarde, para no variar. Pero el plan era llegar hasta el nacedero del río y después de mucho andar, y de mucho parar, llegamos cuando ya bajaban los que habían madrugado; no eran muchos pero tenían más piernas que nosotros, dónde va a parar. El camino era estrecho y había que esperar en los recodos a que pasaran los que ya traían en sus ojos la alegría del agua. Animo, nos decían, ya queda poco, podéis. Tras varios conatos de retirada, bajones de fuerzas (ejem), heriditas en las piernas de esas que duelen más que un golpe brutal en fútbol o baloncesto, pero una afición apabullante, mire usted...

Allí estaba, mucho más de lo que aquí parece, mucho más. Detrás y dentro de cada gota había millones de gotas más. Caía blanca, espumosa. De cerca mojaba y recomponía, curaba heridas, daba risa, quitaba el calor. Abundancia, generosidad magnánima, brotaba sin pausa y entre carcajeo y carcajeo del agua daba tiempo a pensar.


Una vez calados hasta lo prudente, o incluso un poco más, decidimos empezar el descenso porque ya subían los que iban a merendar. Aunque habíamos bebido agua del río hacía rato que había pasado la hora de comer.  

En el pueblo más cercano los chicos no quisieron parar por razones políticas, dijeron. Qué se le va a hacer; de momento tiene  mal remedio la cosa, la de mis hijos también. Pero más abajo, en el valle, serían las cuatro o más, los estómagos crujían y las cocinas estaban cerradas; de los bares, porque por allí no había más. Fuimos a parar a uno, ya muy al final, políticamente muy incorrecto. Pero ante la fuerza del hambre en esas edades, bueno, ante la fuerza del hambre en general, preguntamos si tendrían a bien dar comida a los hambrientos y nos dijeros que bien. Nada, unos huevos fritos, no queremos mucho más... Apareció la señora con un imponente bodegón, en el que los huevos eran múltiplos de los que soñaba nuestra imaginación. Debajo de unos había otros, en abundancia similar a la del agua del nacimiento del río y venían con compañía que descubriréis si observáis más de cerca (ay, cómo somos, la foto del río también se puede ampliar...)


Qué pequeños y qué rácanos somos. La naturaleza viva y muerta, los que saben mirar el hambre y la sed de los demás, las ganas de servir, de alimentar... Nunca se da en raciones pequeñas la generosidad.

42 comentarios:

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Pero que bodito, hedbannna, que bodito. Me edstremezco de ebocion, tannnto bero tannnnto .... sin balabras, ebocionante ....

Mmmmppppffffgggggddhfff!!!!!!!








P.S.- Perdona a tu pueblo, Señor... 😁😁😁😁😁

sunsi dijo...

¿Estoy tonta hoy o no pillo el "sentido profundo" del asunto; la segunda lectura del cuentecillo, como dicen los críticos... hedbanísima ¿O no hay más fuego que el que arde ni más chorizos y huevos que los que nos presentas en la bandeja? A ver... ¿esperabas una ración muy raquítica y te sorprendió la abundancia de la pitanza? Acláremelo, lolo... que estoy en un sinvivir...

... perdónalo Señor...

lolo dijo...

Saddacena ¿ta bustado, es potito? Me alegro, bom-bón.

¿Qué quieren decir los cuadritos que hay después de la oración? ¿Son los torpedos que te quedan para hundir mis afanes literarios y de fabulación? Vaya, pues sí que son pocos, te creía con más munición.

lolo dijo...

No hay segunda lectura, Sunsi. Y tampoco esperaba menos ración. No esperaba nada, ni en el río ni en la bandeja. Ni hice nada para merecer; me levanté tarde, estuve a punto de abandonar y aunque eran más de las cuatro aquella cocinera políticamente incorrecta nos dió de comer pese a lo españoles que éramos. Ya está.

Perdónalos, Señor.

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Que va!!!!!!!!!!!!!

Eran carillas sonriendo con todos los dientes, se veian bien en el teléfono pero te un blosssss.

Y, si, bodito, bodito,bodito .... y que sepas que esa sensación de "peroquepintoyoaquiconlobienqueestoyenmicasaleyendounlibrocoño" la tengo patentada.

Así que puedas ponerte poética y pastoril me sorbrentende, ebocionna y es bodito, bodito, bodito, hedbannna, buy, bero que buy bodito!!!!!!!!!1




P.S.-^Perdona a tu pueblo, Señor :):):):):)

Mariapi dijo...

Cuánto me ha gustado eso de que "nunca se da en raciones pequeñas la generosidad". Por eso siempre sorprende, porque necesariamente desborda, no calcula.

Ah...igual en una de esas excursiones nos cruzamos...suelo ser de las que ya bajan antes de las 12...y miro con curiosidad a esos aguerridos que se lanzan al monte al mediodía...yo solo me atrevo a aventurarme en una ascensión con cascada final si salgo al punto la mañana. En cuanto sale el sol, estoy perdida. Claro que ya se ve que es verdad eso de que los últimos serán los primeros...¡huevos con tropezones, menudo premio!

sunsi dijo...

Perdón, hedbanísima... ¿Para qué buscaremos tres pies al gato? ¿Se nota mucho que soy de asfalto?

Un beso, lologuapa...

Driver dijo...

Pues como me ha gustado, me doy un chapuzón, ¡hala!.
...
Estábamos en la cascada, a una hora desmedida, con una compañía abundante, y con el agua diciéndonos "venquetevoyacomer morenamía".
Cansados, sudorosos, agotados como osos.
Y así, sin venir a cuento se produjeron los acontecimientos.
Primero fue el pequeño, que se tiró dando un grito salvaje.
Luego el mediano, que nos ofreció su mejor berrido multimedia.
El mayor fue detrás, con un grito atroz, ya que se sintió en la obligación por edad y condición.

¿Y yo?

¿Qué voy a hacer yo, si estaba allí por una casualudad cósmica?

Ni me lo pensé, porque si me lo pienso no lo hago.

No me pensé darme impulso.
Ni me planteé el estiramiento tirabuzonal de la zona dorsal.
Y el grito, espontáneo, salvaje, agudo y profundo, dejó claro que yo era la jefa de la manada de lobos hambrientos.

Agua como cuchillas de acero.
Azul y verde.

...

Y como había ganado en el rito de iniciación acuática, me sentí en el derecho de comerme luego los mejores huevos fritos.

Fue un día completo.
Me convertí en loba madre.

Aullando a la manada de lobeznos hambrientos.
...

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Mmmmmmpppffffff!!!!!

Rito de iniciación acuática dice!!!!!

Me partoooooooo!!!!


Que bodito todo, pero que bodito!!!!!!

Driver dijo...

¡Ahy Dios mío, qué mujer!
...
Sí, rito de iniciación acuática.
Sí, manada de lobeznos hambrientos.
Sí, grito espontáneo, salvaje, agudo y profundo.
...
¡Ya te cogeré, ya!
¡Por las orejas te voy a coger yo a tí! (llevando eso sí cuidado con tus preciosas gafas, que te dan ese gesto tan audaz amén de modernillo).
...

sunsi dijo...

Lolo, jamía... ¿No vas a poner orden, mi capitán? MUACS

lolo dijo...

Mariapi, creo que tú me has entendido con la mayor sensatez. Y además no te has reído ni un poco. Gracias, Mariapi, biennn.

Nosotros siempre tarde, es marca de la casa. Si te encuentro bajando algún día te voy a conocer. Y tú a mí también.

lolo dijo...

Hommmmbre, cuánto me alegro, Driver. De tu chapuzón. Del rito acua-iniciático, de los lobeznos y sobre todo del grito. También yo. A punto he estado de subir la foto de uno que di un día y no sabes cómo me mejoró.

Ahora, si me permites, me voy a barrer el patio, que me lo han dejado hecho un desastre las niñas. Vuelve algún día, que me das un alegrón.

lolo dijo...

Amos a ver, Sarracena.
¿Tú no has hecho nunca una excursión?
¿No había al final un río, o un nacimiento o un manantial?
¿Nunca te han dado para comer diez huevos fritos a las cuatro de la tarde en un pueblo de veinte habitantes?
¿O es que tú eres de un huevo solo y con tenedor?

¿Tú nunca has pegado un grito iniciático?
¿Ni uno de consagración?
¿Tú nunca has pensado que la vida te estaba regalando todo eso y te han entrado ganas de pegar otro grito de emoción?
¿No?

Bueno, pues nada, tú sigue con las onomatopeyas y los emoticonos que parecen petardos y son dientes, sigue... Por ahí vas bien, flor de loto, por ahí vas bien.

lolo dijo...

¿Así o me he pasado, mi general?

sunsi dijo...

¡¡¡Caray!!! No pensé yo que... pero bueeeeno... a vos no le faltan energías para emplear la escoba, mi capitán. Hoy no la beso. ¡Me cuadro! No vaya a ser que me toque a mí el barrido jajajaja....

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Uuuuuyyyyyyyyssssssssssssss!!!!!!!

T'has picao, t'has picao!!!!

M'ha dolío el rapapolvo, hedbannna, m'ha dolío.

Me largo a mi casa, con el rabo entre las piernas, a lamerme las heridas, arrrfffffffffffffffffffffffffffffffffff.


Pero que sepas que soy así de borde y poco presentable. Lo digo por que, a lo que parece, te gusta vivir peligrosamente.


Juassssssssjuassssssssssssjuasssssssssssssssssssmmmmmmpppppffffffffffffmmpppppppffffffffff.


P.S.: Perdona a tu pueblo, señora :):):):)

pepa dijo...

Psst, psssttt, pssstttt

Oye, si quieres saber más (de emociones, gritos, agradecimientos e iniciaciones) te cuento, pero en la intimidad, que soy pudorosa cual doncella

Driver cotillo dijo...

Doy fe que las historias de la doncella pudorosa son interesantes.
Sobre todo si te las cuenta en el casco antiguo de Tarraco, rodeada de piedras romanas y acompañados de cervecita y aperitivos.

¡Huy, perdona, que me sale el texto bonito y pastoril! ;))

lolo dijo...

Uyssssss, pues sí, m´he picao.

Con lo contenta que yo estaba porque había subido fotos de lo más intransferible y personal. Nunca estuviste tan cerca de mí, Sarracena, que dos de esos huevos me los comí yo.

¿Y tú qué haces, eh? Pues les aplastas la yema y te ríes del agua del río y de mis piernas doloridas. Hombre, por favor.

Y te ríes también del grito iniciático de tu amigo Driver y de los lobeznos y de tó.

Ya estaba yo pensando en una pausa musical para salir de este lío que me has armado en el blog.

Vale, te perdono. Como me gusta vivir peligrosamente te perdono de corazón(aquí pega una onomatopeya: pompón)

lolo dijo...

Pepaaaa ¿eres tú? Pero buenoooo, qué alegría, ¿te ha gustado el post?. No sabes las ganas que tenía de que vinieras un día a visitar este blog.

¿Y dices que tienes cosas que contarme? Qué ilusión. Qué pena mi anonimato. Que tú eres una dulce doncella ya lo sabía yo desde que aquel lejanísimo día en que te leí por primera vez.

Llevabas un sombrero más o menos así:
http://www.flickr.com/photos/
odisea2008/3585371324/in/photostream/

No tengamos prisa amiga, cuando menos te lo esperes te llevas la desilusión.

Gracias por venir y repite, que en esta casa pocas veces nos picamos, no vayas a creer. Pero eso sí, si nos picamos lo hacemos bien.

Un delicado beso en tu mejilla rosada y hermosa (aquí pega una onomatopyea: bombón)

lolo dijo...

No me cabe ninguna duda, Driver. Ninguna. Y que tú y otros lo hayáis comprobado me llena de satisfacción. Pero mis ritmos son leeeentos, bien lo sabe Dios.

pepa AKA puñetera hedbanna AKA sarracena infiiel dijo...

Tenemos una cita, tenemos una cita, tenemos una citaaaaa!!!

Andaaaaa, que cuando menos lo esperamos nos da un jamacuco y ni desilusión ni nada de nada.

(Fue irresistible la tentación al leer tu entrada, es que me entra ese hormigueo y tal queeee. Y como la hedbanna rana ahora es tan cuidadosa, pues me quedo sin diversión, oye. Asi qu en el fondo, estas practicando la virtud de la caridad. Si deberías darme las gracias!!!!!)

lolo dijo...

Repite conmigo: si le viera la cara a lolo se me iba a pasar el hormigueo. Otra vez: fijo que se me iba a pasar el hormigueo.

Pues hale, cumple la penitencia y no seas pedorra. Pesadas, que sóis unas pesadas.

Conste que me gusta un lío más que... un huevo frito. Sí, casi más.

sunsi dijo...

Ahora va a resultar que la culpa es mía porque no estoy lo suficientemente intensa como de costumbre. Brasevisto esta Sarri... Prometo post algodonoso para que La Garrrta se desahogue. Besos a las dos.

tomae dijo...

yo que venía a untar con un poco de pan tierno y veo todo este jolgorio...¡qué es Comandante Sunsi!

...pero ¿puedo untar? aunque sea un poquito? vaaaaa

Espero instrucciones mi comandante, de la Generala también, y de la cabo chusquera si cabe también le haremos caso...

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Llegas tarde, llegas tarde .... chincha rabiña, chincha rabiña ....

Pppprrrrrrrrffffffffffffffffffffffffff

t dijo...

...llego tarde, pero me sigues, y eso me gusta...chincheta mía...
(con permiso)

lolo dijo...

¿Tú sabías, Sunsi, que en algunos ambientes intelectuales está muy mal visto ser intenso? ¿Sí? Pues como no queremos que en esos ambientes crean que somos de fiar, seamos intensas si podemos. A tooope, Sunseta, vaaaaa.

lolo dijo...

Halaaaa, qué alegría, cuántos comentarios para un post tan malo, ¿nooooo?

Tomae: firrrrrrrrmes. Salude.
Descannnnnnnse. Arrr.

Y hora pase, se le permite untar con pan.

lolo dijo...

Ah, también vimos muchas piñas, es verdad.

Ya empiezo a dudar Sarracena, si no serías tú una de las que bajaban con el pantalón cortito y las botas de montaña... todo calidad. Porque tú eres rubia, ¿no?

lolo dijo...

Permiso concedido, Tomás.

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Monilla y regordeta, diria yo. Tirando a rubia (castaña muy clara).

Botas de montaña no tengo, uso uno zapatofono imposible y suelo usar vaquero.

Si te cruzas con alguien que resopla como una cafetera vieja, boqueando en busca de oxigeno. Con pinta de cabreada, rictus tenso y gesto adusto..... es muy probable que me hayas encontrado.

Y que haras pues, eh? Que haras?

lolo dijo...

Ayyyyyy, regordeta, qué ilusión. Estamos destinadas a entendernos.

Me alegro de que no fueras tú la de las botas de montaña high quality.

¿Que qué haría? Hombreeeee, está claro, te daría un superachuchón.

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Mmmmmmmmmpppppppfffffffffffffffffffffffffff, aaarrrrrrrrrrrrrgggggggggggggghjhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

sunsi dijo...

Estoy metida en un rollo que no sé si me permitirá determinadas intensidades, hedbanísima.

Desde luego... pon a La Garrta y al que está mal de lo suyo en tu vida. Ya ves cómo da de sí ;-)))

lolo dijo...

¿En qué rollo Sunsi? ¿Intensidad?

Sí, tus amigos son únicos. Creo que voy a explotar mi vena pastoril.

Un beso grrrrrande, hedbanna.

Dolores Ceballos dijo...

Es ver los huevos y el chorizo, y aunque sean las cinco de la tarde, me entra un hambre!!!!!!
buffffff

Dolores Ceballos dijo...

Bonito, sí, precioso... pero qué fame negra!!!!!!!!

lolo dijo...

Atención Leles, que sepas que me parece muy bien que tengas hambre a las cinco de la tarde. Pasa y siéntate. Hasta ahora solo ha untado con el pan Tomae, nadie más. Solo te quedan nueve huevos por comer...

y todo lo demás ;)

puñetera hedbanna AKA sarracena infiel dijo...

Y, claro, entre saltos de agua y huevos fritos, se ha quedado atascada y el pueblo fiel sin una triste entrada que llevarse a la boca.

Vale, vale. Entretanto, iré afilando el colmillo. Queda avisada.

lolo dijo...

Estoooooo... sí.