martes, 18 de octubre de 2011

curso de idiomas



Esto es muy difícil, digan lo que digan los manuales.

No sirve de nada aplicar la técnica H. Mejor funcionar por libre y usar las  manos para sujetar fuerte la manguera de incendios. Se intenta que algunas cositas, pocas, sigan un cierto y determinado orden. En lo demás, ay amigo, es cuestión de que la improvisación resulte y que el corazón y la cabeza logren una entente cordiale, en algún caso. Luego está la intuición, que no sabemos de dónde nace ni si aparece siempre pero es algo pequeño que dice: no, ahora no, o sugiere: ahora, entrale ahora. Y sus ojos que hablan un idioma cada mañana, no digamos ya cada noche. Y tú ahí, con tu español de siempre. Traduciendo gestos en chino, caídas de ojos en lituano, llamadas perdidas en árabe, granitos en japonés e inapetencias en tagalo.

Esto es muy difícil, digan lo que digan los manuales.

17 comentarios:

Mariapi dijo...

Bueno, tienes suerte de detectar movimiento, al menos hay señales...piensa que la cosa aún se complica más si les da por el estilo efigie...he recordado un souvenir que me traje de la France... (http://matermanias.blogspot.com/2010/03/souvenir.html)
Sabes...a mi me ayuda saber que es pasajero, y que al final lo único que ha importado es si se saben y sienten queridos, que lo saben, aunque parece que ni entienden ni ven, aunque se pasen el día protestando, criticando y cerrándose en el dichoso hieratismo. Tampoco es fácil para ellos el reto de hacerse mayores.
No sé si esto te servirá...te lo dice una madre-sargento.
Un abrazo, hoy sí que me tienes que dejar, Lolo, que lo de adolecer une mucho.

sarracena infiel dijo...

Lo es tanto como el poquer, contra alguien que juega de farol y fuerza la mano y que, de un momento para otro, trata de que sea la banca la que pierda su posición.

Es importante no olvidar que la banca eres tú y que la banca parte con ventaja y siempre gana.

Claro que lograr la adecuada distancia emocional es lo más difícil que harás en la vida.

Para los momentos de bajon - abundantes - nada hay como un chute de sano cabreo, a ser posible silencioso.

Y recordar que nada hay eterno, ni siquiera ese estado de gilipollez y egoísmo que es la adolescencia; o sea, la falta de casi todo lo que se supone que debieron haber aprendido y que, de repente, parecen haber olvidado, "adoleciendo"

Mmmmmmmmmpppppppppppppfffffffffff

lolo dijo...

Movimiento dices... pues sí, más bien agitación cuasi constante. Aunque va por rachas, claro. Y no afecta a todos al tiempo. Bueno, a veces. Recuerdo tu souvenir, creo que me pedí uno de los caretos. Si luego lo encuentro me lo amplio y lo pego por aquí cerca.

Pasajero dices... espero. Si se juntan varios es un pasajero eterno. Pero sí, pasajero. Gracias.

Saben que les queremos, a veces demasiado. Como dice luego Sarracena, lo emocional juega mucho en esta feria.

Y para ellos es difícil, eso no lo dudo. Supongo que de ahí viene su agitación indefinible.

Claro que me sirve, y tanto. Te lo dice otra madre sargento.

Y claro que recibo y te doy un abrazo. Claro. Pero tú déjame que hoy esté un tanto hasta los cascos.

lolo dijo...

Sarracena, hoy casi lloro contigo. Lo del póquer ha sido definitivo. Por el farol, más que nada. Y ya tengo un nuevo mantra: "soy la banca, soy la banca, soy la banca"

Lo más difícil la distancia. Osshheeeaaaa, cómo cuesta.

Lo difícil en el chute es que sea silencioso. Menos que lo de la distancia, pero ulcerante de cualquier modo.

El otro mantra que me aplico será "parecen haber olvidado, parecen haber olvidado"

Gracias, perla de los mares, coliflor asiática, rododendro inestimable.

lagartijo tomae dijo...

De momento no tengo estos problemas de idiomas, si bien me basto con algún sonido fuerte y enérgico, y claro siempre están los convincentes con voz clara y suave. Pero viendo lo que se pueda terciar estoy probando, probando con:


… esta prueba en chino mandalín

Un abrazo!

lolo dijo...

Me parrrrrrto!!!!
Qué pena que no domine las ondas tuyas. Esas, las herzianas. Porque iba a contestarte con uno de mis muy conocidos berridos en idioma limpio y claro.
Me has hecho reír, Tomae. Mucho. Gracias.

sunsi dijo...

Adolescencia...paciencia... Se me quedó enquisrado en alguna neurona. Y lo tengo que actualizar todos los días. Y algo que me dijo un dia la madre del jefe: "No hablan cuando tú quieres sino cuando ellos lo necesitan...Y entonces hay que estar". El que llora en portugués a las 3 de la madrugada; la que observa con fijación el tazón del desayuno en una lengua muerta sin mirarte a la cara a la 7 de la mañana; el que ambula en tilorés que parece una peonza e intutes un nerviosismo poco común.
Sigues ahí... De un momento a otro brotan las palabras, al principio inconexas. Y te repites...calla y escucha. Primero que vomite. Eso si es que tienes la suerte de que vomite...

Lo bueno de la adolescencia es que se cura con el tiempo. Pero cuando estás inmersa, a veces al "borde de un ataque de nervios", o renuevas la esperanza cada día o "caput".

Ya sabes, hednanísima, que coincidimos en edades. Así que nu dudes de mi empatía. Estamos enroladas en un barco muy similar...
Como ya he podido comprobar que uno está saliendo de la franja, la esperanza es un poco más sólida.

Un beso, lolo. Ni se te ocurra aprender idiomas. El español, para estas lides, es universal.

Marta dijo...

No hay manual que valga... sólo ayudan a saber que no has parido una especie extraña, que algún día también nosotras hablábamos en chino y que por suerte se extingue. Lo tenemos difícil porque resulta que lo que más necesitan son muchos besos y no me digas que lo que realmente apetecería sería como poco lanzarles sus pestilentas zapatillas. Pobres! creo que aún es más difícil para ellos...

Mariapi dijo...

Una puntillita, Lolo.
Lo que más me duele son sus desaires, ésa pose de desamor. No me importa confesar que he llegado a llorar...y delante de ellos, que ni se han inmutado, no creas.
Y cuando han salido de ése estado adoles, y les recuerdas esos momentos, no se lo creen. Vamos, que vendría a ser un "trastorno mental transitorio", y como tal, exime de culpa.Hables el idioma que inventes...

lolo dijo...

Sí Sunsi, esperaré. No queda otra. Pero conste que casi soy yo la que vomita. En fin. Todo pasa. También esto. No es tan grave. Lo que desespera es no entenderlos, peor, que no quieran hacer nada para ser entendidos. Bueno.

Me emocionan vuestras respuestas tan cercanas. No asustarse, ya tú sabes que son cosas que pasan.

Gracias empática hedbanna.

lolo dijo...

Es verdad, Marta. Yo les sueno a mandarín lo más seguro. Y es verdad también, pobres!. Si me dejaran machacarlos a besos otro gallo nos cantara. Pero no se dejan oye, es un idioma de distancias el que se gastan.

Mil gracias, Marta. En unos días se pasa.

lolo dijo...

Justo eso, Mariapi. No sabes cuánto une lo que dices... no sabes.

Y te diré otra cosa, he usado últimamente mucho una frase que creo que es tuya: no quiero caerte bien, no me importa lo que pienses de mí ahora... ¿a que sí? ¿a que es idea tuya?. Pues nada, ya te pago los royalties un día.

El problema es que les caigo tan mal que tengo el corazón hecho una piltrafa. Pero yo ahí, firme. Hay cosas que no tienen un pase.

Si me dices que luego se les olvida te creeré. Que tú sabes.

Gracias, Mariapi. Gracias y un beso.

sarracena infiel y lenguaraz dijo...

Aaaaaaaaaanda ya con el rododendro y la perla!!!!!!!!!!!!1

Otra cosita: el temita, creo, no es que TU les caigas mal es ELLOS te caen mal a TI.

Sin embargo, es temporal .....

lolo dijo...

También, también. Es un flujo de anti-feelings insoportable.

Si te gustan los arrumacos verbales vuelve por aquí de vez en cuando, culifrunci.

Olga Bernad dijo...

Dios. La que me espera. Yo apenas estoy vislumbrando el asunto. Con lo fácil que ha sido el asunto de la comunicación hasta ahora... y cómo lo voy a echar de menos cuando la cosa se complique de verdad. Lo del mantra "soy la banca" me ha llegado al alma;-) Qué bueno es leer esto por aquí, ver que todo el mundo hace las cosas como puede y que nadie nos va a dar el manual de instrucciones perfecto. Pero cuántas ganas de hacerlo bien, de aprender chino mandarín y lo que haga falta.
Besos.

lolo dijo...

Desde luego que se aprende, Olga. Un truquito: búscate un rincón comunicativo, en forma de caricia preferentemente. Alimentadlo con generosidad hasta hacerlo vuestro. En tiempos hostiles de bancas y póquer a veces sirve.
Y paqué engañarte, sí, la que te espera. Gracias por pasarte, poeta.

Anónimo dijo...

Hola, Gracias por buscarme el otro día en el blog...

¡a ver si comentas!