martes, 20 de marzo de 2012

compro piernas, vendo años



Después de unos treinta años sin ponerme los esquís hemos pasado unos días en familia en la nieve... bueno, en la montañas del Pirineu. ¿Cómo narrar tantas sensaciones, a ver?

Diré que iba en plan humilde, de un humilde basado en la pura realidad. En mis planes estaba solo el acompañar a una de nuestras hijas que no quería ni oír hablar por un mal recuerdo de frío y miedo en alguna lejana y escolar ocasión. Nada más.

Soñaba con la terraza o la chimenea, el e-book de Reyes por estrenar, mis pitillines, la soledad, que me hicieran la comida y descansar. Pero héte aquí que me ví enfundada en unas botas de a veinte quilos cada una en el minuto tres,  con unos esquís tan cortos como para un niño de ocho años y un Alex negro como un tizón que me dijo: "no es lo importante la edad, esto es como montar en bicicleta, no hay más". Vale, ahí me piqué y me salió la vena "si tú supieras cómo montaba en bici yo...". Claro, sí, sí, "aba" era el tiempo adecuado y mis piernas demostraron una memoria de pez. O de elefante, no sé.

Mi conclusión, por no contaros un tostón, es que la rodilla derecha mía, aquella que creía tener, se ha convertido en inexistente, se ha olvidado de obedecer. El resto de mi cuerpo, incluso aquellas partes que ya no recordaba tener, no es aliado sino enemigo al que vencer, capaz de dolores ignotos. El paracetamol droga de gramo en gramo y si algún resto de mis años mozos había en el fondo de mi yo fanfarrón se acabaron al decirme el Alex aquello de: "tu estilo es antiguo, ya no se esquía así". En fin.

Por lo demás muy bien todo, lo hemos pasado genial. Ha sido un finde de mucha consciencia, corpórea en lo personal y cual piña en lo familiar. Cuando consiga asimilar todas las partes de mi cuerpo que me pueden llegar a doler me pongo con lo de escribir de otras cosas.



No lo encuentro nada antiguo, la verdad.

12 comentarios:

tomae dijo...

jooooooooo

Mariapi dijo...

Disculpa, pero no sabes cómo me he reído...imaginándote,( y eso que no tengo"consciencia" de tu corporeidad...que sólo vislumbro algo de tu espíritu...) No lo tomes a mal, eres muy afortunada y valiente. Yo "me quité" del esquí hace unos años, y después de leerte, voy a hacer un juramento tipo Escarlata O'Hara con un puñado de nieve en la mano, para darle solemnidad.
Gracias mil por el buen rato, y dale al paracetamol.

Dolores Ceballos dijo...

Sólo de pensarlo ya me entran agugetas... y si eres la de la foto... a tus pies me tienes.
Yo creo que mi corporeidad y yo acabaríamos en un hospital.
Brrrrrr

sunsi dijo...

Hedbanísima.... que te picaste y mira tú cómo se te ha quedado tu body... Perdona. Supongo que no te aguantas derecha, pero me ha entrado la risa imaginándote ... toda tú esforzada y muy digna. Mejor morir de pie que vivir de rodillas. ¡Que no se diga que mamá se arruga ante la situación!;-))) Me alegro por lo de la piña y el calorcito familiar. Lástima los efectos colaterales. Cuídate, lolo.
Un beso gorrrdo.

lolo dijo...

Nada de jo, Tomae. A ver si la próxima vez te encargo la nieve bien.

lolo dijo...

Me alegro si te ríes, Mariapi. No es para menos, de verdad. Mi corporeidad sigue un tanto perjudicada, pero han sido unos días estupendos. A veces los planes cambian y te dan la vuelta de una forma extraña, tanto que ni el cuerpo está preparado... pero no passsa ná.

Si juras a lo Escarlata, piénsate bien si no te conviene apretar la nieve y no despedirte del todo, tiene su lado bueno. Ya te contaré cuál.

lolo dijo...

Leles, por favorrrrrr, que la de la foto es una chica de "imágenes" a la dudo yo que le duela nada... Incapaz me siento de subir algo mío; recuerda además mi absoluto anonimato... si os pongo una foto de esa guisa me ibáis a reconocer igual, jajajaja

lolo dijo...

Sunseta:

1.- Me piqué, sí.
2.- No me aguanto derecha, sí.
3.- Esforzada, sí.
4.- Digna...
5.- De rodillas... sí.
6.- Arrugada, ni hablar. Pero no por propósito propio, fue la situación.
7.- Efectos colaterales, mil. No sé cuándo volveré a ser yo persona, no sé.
8.- Calorcito y piña mucho; qué gusto, Sunsi, y qué bien.

Gracias por comprenderme, amiga virtual.

puñetera hedbanna dijo...

Hedbanna pardilla hasta el final!!!!!

La verdad es que una, en esos momentos tontos, se cree de verdad como se siente: joven e inclus lozana (de espíritu)

Y como el espíritu está pronto, de repente, confundimos lo uno con lo otro y .. pues eso, acabas hecha fosfatina, con el paracetamol en vena.

Pero, ay!!!!!!, con el espírutu renovado al sberse una capaz de, al menos, ponerse los esquies.

Y es que el agtrevimiento es joven, hedbanna, es joven.

Con Dios

lolo dijo...

¿Y quién dice cuál es el final de la pardillez? Porque tengo planes, Sarracena, tengo planes...

Mi lozanía(de espíritu)está fuera de toda duda y el paracetamol me sienta bien.

¿Atreverse...? pero qué me cuentas, Pepa, ¿qué me cuentas?

Muá.

puñetera hedbanna dijo...

cuéntame un cuento y verás que contento, háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar y cuéntame como te ha ido, si has conocido la felicidad.... entre otras cosas, corazón.

Con Dios

lolo dijo...

Me voy a la cama y tengo lindos sueños, cómo estás sin un amigo
te has convencido que yo tenía razón. Es igual, vente conmigo aún sigue vivo tu amor en mi corazón... y tal y tal y tal.