sábado, 11 de febrero de 2012

hibernar




No hay manera de publicar. No solo es que  no se me ocurra nada, que también. Es que ni mirando al techo, recién pintado esta vez, logro escribir cuatro letras. El efecto del frío es tal vez que tengo más ganas de salir a la calle y volver con las manos heladas. El invierno me produce la misma sensación que a otros  la primavera. Renacer hacia fuera, los músculos tensos, las neuronas  en hibernación, la piel en su temperatura ideal, la tecla quieta.

No hay necesidad de justificar esta nueva pausa musical; no sé cuánto va a durar, de la marmota me fío poco. Mi propósito es disfrutar de este olor a café y zumo de naranja antes de sacar la máquina de coser, poner en marcha proyectos olvidados y salir a pasear. Creo que todo está más vivo y que el rayo de sol cuando escasea y calienta menos, es más. Eso, nada que decir, cuando haya novedad lo cuento. De momento ya está.

Ah, y tengo una colonia nueva, para curiosos Eau au thé vert de l'Occitaine, pura primavera fresca. Genial.

14 comentarios:

AKA dijo...

Pues que sepas que me parece fatal. Anda queee solo te falta sacar la maquina de coser y eso tan poético del frio y la explosión, uffffffffssssss.

Muy MAL mi amiga, muy MAL. Ne temo que te estas rajando y no me gusta nada.

Hala, ya no te ajunto!!!

Blimunda dijo...

lolo, yo también siento algo parecido, de vez en cuando. Es como si tuviera necesidad de reconcentrarme hacia dentro y luego... siempre salgo.

(Por aquí ya están floreciendo las mimosas, cuando las veo me acuerdo de ti)

Mariapi dijo...

Para no estar inspirada lo bordas...y sin sacar la máquina...

Bueno, Lolo, disfruta el letargo activo, pero...se te echa de menos.

lolo dijo...

A ti casi todo te parece fatal, Sarracena. Suena a que me rajo... puede ser. Deja en paz a mi máquina de coser y al frío y no te preocupes, que de poético no tiene nada.

Sí me ajuntas, que yo lo sé.

lolo dijo...

Blimunda... qué bien que hayas venido y cuánta compañía. No es necesidad, me dejo llevar por un ritmo natural. Seguro que salgo, yo también.

No tengo noticias de las mimosas, pero debrían ya estar aquí. Miraré con más atención y te lo haré saber.

lolo dijo...

Qué dices de bordar, si intento solo un pespuntito que salga recto.

Nada de echar de menos, Mariapi, que "yo sigo aquí"; mira, como aquella canción de mis niñas cuando estaban a punto de desatarse los lazos para siempre jamás...

sunsi dijo...

Mi querida hedbanísima lolo... Sí es verdad que has bordado la explicación de eso que es no saber qué bordar con la máquina... de escribir.

Si te sirve de consuelo... esta racha está muy extendida, como los virus del frío invierno.

Llegué el domingo de una escapada silenciosa para estar en silencio. Y me acordé mucho de ti.
Un beso...

"Dejadme en paz... con esta calma... " Juan Pardo dixit.
Otro beso.

lolo dijo...

Qué bien tu escapada, Sunsi. Gracias por acordarte; yo también, yo también.

Y no, mal de muchos no me sirve. Con lo bien que me lo paso con el blog... en fin, llegaran tiempos mejores, ya verás.

Entre tanto y mientras tanto, ya lo sabes, a esperar y confiar.

Por cierto, aprovecho para contarte que A., incomprensiblemente, alabado sea Dios, ha aprobado TODAS. Toma ya!!!

tomae dijo...

Pues yo he venido unas cuantas veces a ver si veía unos ositos polares acurrucaditos en su madriguera; y que mamá osa
(como es grandota y suave no me sale llamarle osita) les acariciaba para que no pasaran frío...

lolo ??

¿no hay madrigueras en tu isla?
¿una mantita?

Pd. No he podido oler esa colonia, ya sabes que soy muy curiosón...¿dónde la encuentro?

Aurora Pimentel Igea dijo...

La colonia esa es estupenda. Creo que vale la pena escribir siempre. Pero hibernar es agradable, te entiendo. Un abrazo, guapa.

lolo dijo...

¿Mamá osa, yo?

Sí, lo de las mantitas mola. En la isla cualquier hueco es madriguera; ahora mismo, desde donde escribo, aquí estoy.

Si me hubieras enseñado a poner enlances en los comentarios te lo explicaría de inmediato. Pero chico, no hace falta. Si de verdad eres curioso búscalo en L'Occitaine. También me gustó la Verbena, pero hubo algo que me inclino por la de thé vert. Lo de las colonias y los perfumes es un mundo muy especial.

Gracias y hasta pronto, Tomás.

lolo dijo...

Qué ilusión, Aurora.

Sí, supongo que escribir merece la pena en cualquier momento. Pero no publicar...

Se me acabó "L'Eau" de S.L. (mmmmmmm) y me pareció un pecado gordo repetir. Me vienen bien ahora estas notas que huelo, me hacen bien.

Un abrazo grandote y mil gracias por venir.

puñetera hedbanna dijo...

Oye, que sepas que no todas las cosas me parecen igual de mal.

Esta, en particular, muuuuy mal. Y encima no le dejas ni una mantita a Tomae.

Por Dios!!!!!!!!!

lolo dijo...

No, creo yo que será: unas mal, otras peor y otras fatal. Ay Sarracena de mis entretelas, cuánta ternura me das. Mona, que eres más mona que mona.